Buscar

Abel Bernal: “Tenemos que mantener el optimismo hasta el último momento”


El entrenador del Club Voley Palma no pierde la esperanza de cara a esta próxima temporada. El futuro del club de momento sigue en vilo al no haber acordado ningún patrocinio privado para el curso 2022/23, pero Abel Bernal mantiene la fe en que el proyecto pueda salir adelante. El técnico madrileño cumpliría su segunda temporada dirigiendo al equipo, aunque alza la voz ante la precaria y difícil situación que vive, ya no el club de ciutat, si no todos los equipos que compiten y conforman el voleibol español.


-¿Cómo estás viviendo la situación del club?


Es una situación bastante complicada y vivirla a distancia, porque estoy ahora en Andorra, lo hace más difícil. Es como que no tengo la capacidad de poder ayudar todo lo que podría y es complicado. Desde aquí vivo la incertidumbre, nos comunicamos con Carlos, pero el no poder estar día a día en Mallorca lo hace más difícil. Me gustaría estar allí ahora mismo.


-¿Estás optimista de cara a lo que pueda pasar?


El optimismo hay que mantenerlo hasta el último momento. Creo que es algo que no podemos dejar caer, tenemos que pensar que de una manera u otra vamos a poder continuar y que saldrá algún espónsor que nos eche una mano y nos salve igual que nos salvó Feníe Energía el año pasado. Espero que este año, con el llamamiento que estamos haciendo en redes, en prensa…encontremos a alguien que vea la situación complicada en la que estamos y podamos salvarlo a tiempo. Yo creo en la bondad de la gente y que en algún momento saldrá algo para adelante y ojalá sea lo antes posible para poder enfocar el equipo del año que viene.


-¿Cómo se siente uno al ver que un año más tiene que sufrir y luchar para intentar tirar adelante el proyecto?


Es una pena tener que estar así cada año porque es un sufrimiento. Tienes que estar alerta al máximo y tienes que depender siempre de un momento así. No es lo mejor. Es una pena pero es una realidad que tenemos en el voleibol. No es la primera vez que pasa en el club ni en otros. O vivimos con esto o tenemos que buscar alguna manera de que esto no suceda más, ya no solo a nivel del deporte.



-¿Qué crees que le pasa al voleibol para que le cueste tanto llamar la atención de grandes patrocinadores?


Nuestro deporte está un poco dañado en este sentido, tiene muy poca estabilidad. De repente tienes un equipo campeón de liga y copa como fue Ca’n Ventura en su momento y de repente desaparece un espónsor privado que es el que ayuda a mantener esto adelante y de ser campeón pasas a estar luchando por salir o no salir. No solo pasa aquí, ha pasado más veces y en otros sitios. Es algo por lo que deberíamos luchar todos los que estamos metidos en el voleibol.


-¿Tienes la planificación deportiva hecha?


A nivel deportivo tenemos en mente un equipo que, en principio, si saliese todo bien ojalá podamos mantener todos los acuerdos que tenemos con los jugadores porque teníamos un equipo bastante competitivo, al nivel del año pasado o incluso más. Esperamos que podamos continuar con este plan y seguir para adelante, pero hasta que no confirmemos esto no podemos hacer planes, simplemente estar a la espera.


-También debe ser difícil para los jugadores con los que habías llegado a un acuerdo…


Los jugadores saben cómo está la situación y alguno de los que ya teníamos ha salido para otro lado, totalmente en su pleno derecho porque al final es la vida de cada uno y lógicamente la situación no es la mejor. En el momento que tengamos disponibilidad de más información empezaremos a planificar de otra manera, pero siempre manteniéndonos optimistas y pensando que podremos seguir adelante con lo que tenemos pensado.