Buscar

Abel Bernal: “Hemos conseguido pequeños logros que han hecho una temporada grande”


El Voley Palma pone punto y final a una de las temporadas más difíciles de su historia. Tras la dificultad por encontrar un patrocinador principal y disputar la Superliga, el club terminó de confeccionar la plantilla pocos días antes de disputarse su primer título del curso. Aún así, la progresión ha sido excelente, llegando a disputar las semifinales de la Copa del Rey y de la Superliga. Abel Bernal ha sido el conductor técnico de un equipo que ha luchado de tú a tú contra todos los rivales a los que se ha enfrentado en una temporada en la que debutaba como entrenador. El madrileño valora la campaña del equipo y su papel como responsable técnico en su debut en los banquillos a los mandos del club balear.



-¿Qué sensaciones te de la temporada después de reposar la derrota en semifinales contra Melilla?


La sensación es amarga, te quedas con el último partido y nos quedó el sabor de boca amargo porque no llegamos a entrar en el partido y Melilla fue superior durante prácticamente toda la eliminatoria. No tuvimos opciones y creo que fue más por nuestro nivel que por el suyo. Siempre tienes alguna opción en sets, pero creo que en esos dos partidos no tuvimos mucha opción. Se te queda ese sabor amargo, pero el deporte es así, unas veces estás arriba y otras veces te toca estar más abajo.


-¿Qué valoración general haces de la temporada?


Aprendiendo de todo esto, al final haces una valoración y tiene que ser muy positiva. A principio de temporada, con todos los problemas que tuvimos, las dificultades para entrar en competición, encontrar un patrocinador…no apuntábamos a una semifinal del playoff y a una semifinal de Copa eliminando al Guaguas. No teníamos esto en mente y llegar a esto ha sido muy satisfactorio.


-¿Crees que la temporada cobra más valor teniendo en cuenta las dificultades que ha tenido el club este año?


Si te pones a mirar, analizas cada situación que hemos vivido, cada bache que hemos tenido en el camino…desde antes de empezar ya teníamos problemas y entre lesiones y diversos factores ha sido muy complicado. Valoramos mucho cada victoria que hemos conseguido, cada paso que hemos dado por mejorar al equipo es increíble. Se notaba una progresión, la vimos, sabíamos desde el principio que iba a ir para mejor, el calendario no nos favorecía y al final terminamos en una dinámica muy buena. Ves ahora la final de Almería-Melilla y Almería solo ha perdido un partido en su casa y fue contra nosotros. Es una satisfacción poder decir que hemos ganado a Almería en su casa y eliminado a Guaguas de la Copa del Rey. Son pequeños logros que hicieron una temporada grande. Nos tenemos que quedar con lo bueno.



-¿Cómo te has sentido en tu primer año como entrenador?


No puedo negar que al principio no sabía si me iba a venir grande porque no es lo mismo estar como jugador que como entrenador, daba un poco de miedo. A medida que ha ido avanzando la temporada…también es por el grupo que teníamos, era un grupo muy unido, todo el vestuario tirando para el mismo sitio. Lo que me ha facilitado mucho es tener a gente que me apoya a mi lado, que sabe que estoy debutando como entrenador. Incluso Renzo, el capitán, me decía que él se sentía más dentro del equipo viéndome ahí porque lo sufría más y sufría conmigo, era una situación parecida a la suya y que podría ser él quien estuviese ahí. Ese apoyo es lo que me ha hecho poder seguir. Creo que ha salido una buena temporada por el apoyo que he sentido de todos y el buen ambiente que teníamos.


-De los objetivos que te marcaste a principio de temporada, ¿cuál crees que es el más importante que has conseguido?


El objetivo más importante para mí ha sido poder mantener las ganas de venir a entrenar, el buen ambiente que hemos podido crear, llegar aquí y poder disfrutar de lo que estábamos haciendo y poco a poco ir solventando cada obstáculo que se ha puesto en el camino. Lo más difícil es que no hubiera nada que me hiciese tirar la toalla o pensar que se me venía encima todo el proyecto. El mayor logro que he conseguido ha sido afianzarme como entrenador, pensar que podía estar ahí. Me gusta, se vive de otra manera y creo que este es mi mayor logro.


-Cuando se anunció tu fichaje como entrenador dijiste que “mi objetivo es llegar a convertirme en el entrenador que siempre me hubiera gustado tener”, ¿crees que lo has conseguido?


Han faltado muchas cosas, es una faceta totalmente nueva pese a que la he vivido de cerca con muchos entrenadores que han sido amigos míos y al final lo vives más cerca. Tengo como mentalidad y a la hora de convivir con los jugadores el hacer lo que me hubiera gustado tener siempre. Intentar conjuntar todas las cosas buenas de cada entrenador que he tenido y aunarlas.


-¿En qué se momento se encuentra el club ahora?


Estamos intentando finalizar toda la temporada, terminar los temas pendientes y mirando de reojo a la próxima campaña. Estamos a la espera de la confirmación de la continuidad de Feníe Energía y algunos patrocinadores más que son los que hacen posible que esto continúe. Nosotros vamos haciendo nuestras cosas porque no queremos llegar los últimos. A veces es más lo que tardas en empezar, como nos ha pasado este año, que hasta el último momento no supimos nada y parte del problema de confeccionar una plantilla es esto: llegar tarde. Aunque no tenemos nada asegurado todavía, ya estamos mirando de reojo y esperando que pronto tengamos la confirmación para ponernos a trabajar totalmente.