Buscar

Una de cal y una de arena para el Feníe Energía Mallorca Voley Palma en su primer test de pretemporada


El conjunto dirigido por Abel Bernal ganó con solvencia su primer partido ante la UD Ushuaïa Ibiza Volley (3-1) y cayó en el decisivo partido frente a Conectabalear Manacor (3-0), quien se proclamó campeón del Trofeu Ciutat de Manacor.



Tan solo cuatro días después de empezar la pretemporada el Feníe Energía Mallorca Voley Palma ya se veía inmerso en amistosos. Su participación en el Trofeu Ciutat de Palma fue el primer paso de un equipo que prácticamente empieza de cero, donde la base de la plantilla está construida con nuevos jugadores y que, como es lógico, necesita días de entrenamiento y partidos para entenderse y coger el tono físico y táctico que requiere la competición de máximo nivel. Aun así el rendimiento de los de Bernal fue sorprendente para bien, ya que en el primer set del curso demostraron una confianza y una seguridad en si mismos impropia de un equipo que salió de inicio con tan solo dos jugadores habituales de la temporada pasada. Bernal, quien participó en ambos partidos, acompañó a un Manu Furtado que estuvo inmenso en la red, demostrando el gran potencial que tiene. Chema e Ignacio también gozaron de muchos puntos en la pista. Su importancia esta temporada será capital y los técnicos saben que su rodaje y su confianza se prolongará a la del equipo. Renzo se confirmó como el alma máter del equipo. Sin Renzo no hay fiesta y el uruguayo demostró su efectividad en recepción y eficacia en ataque. A ellos se sumaron los jóvenes Toni de la Rosa y Álex Sánchez, quienes tuvieron un papel importante en un partido ante el conjunto pitiuso que, después de ganar la primera manga con holgura, se igualó. El segundo set se alargó y cayó del lado ibicenco, pero en el tercero y el cuarto el conjunto mallorquín volvió a demostrar que su nivel de juego era superior al del rival y sus jugadores parecían ser más diferenciales. De esta manera, el equipo de Bernal ganó su primer partido de la pretemporada con muy buenas sensaciones y con sintonía entre sus jugadores.



El segundo partido del Feníe Energía Mallorca Voley Palma se había convertido en la final del Trofeu Ciutat de Palma. Derbi mallorquín en la tarde de domingo en la que un renovado equipo palmesano se enfrentaría a un reforzadísimo conjunto de llevant. Un inicio de partido desastroso con un parcial de 0-9 lastró a un Voley Palma que fue a rastras durante toda la manga. El partido empezaba mal, pero había sets para darle la vuelta, aunque lo importante era ver cómo salía el equipo anímicamente a pista. Y salió con ganas de comerse al rival, olvidándose de lo que había pasado en la anterior manga y demostrando una garra y derrochando un esfuerzo que dejó ver el gran equipo que puede ser este. Manu Furtado estuvo imperial y gozó de una gran tarde, en la que fue el jugador diferencial del Feníe Energía. A pesar del gran esfuerzo realizado, los visitantes no pudieron hacerse con un segundo set que terminó muy ajustado. En la tercera y definitiva manga los de Bernal notaron el cansancio acumulado de los dos partidos en un mismo día y su rendimiento bajó. El Conectabalear se hizo con el Trofeu Ciutat de Manacor tras imponerse a Ibiza y Voley Palma, aunque el próximo domingo ambos equipos se volverán a ver las caras en el Trofeu Ciutat de Palma.