Buscar

Melilla frustra el sueño copero del Feníe Energía Mallorca Voley Palma (3-0)


Derrota del cuadro balear que se queda fuera de la lucha por el título de Copa del Rey. Los de Abel Bernal, a pesar de un buen inicio de partido, no lograron parar a un Melilla muy sólido en todas las facetas del juego.



El Feníe Energía Mallorca Voley Palma encaraba con confianza el partido de semifinales de la Copa del Rey. La victoria en cuartos ante Guaguas, anfitrión y vigente campeón, parecía indicar que el equipo palmesano estaba capacitado para luchar por el título. Pero, para ello, debían derrotar en la semifinal a un rival muy exigente. Melilla había demostrado ser un equipo muy regular y un claro aspirante a los títulos. Y no defraudó. El conjunto melillense demostró superioridad en el campo y se impuso por la vía rápida a un Palma que fue de más a menos y que no pudo evitar la derrota.



El partido arrancó con una igualdad máxima en el marcador. Ambos equipos tenían un objetivo claro: obtener el pase a la final de la competición. Las alternancias se sucedieron durante los primeros compases del juego y ninguno de los dos conjuntos mostraba superioridad. El ataque palmesano, liderado por Pernambuco, abrió una brecha de dos puntos en el electrónico, pero no fue más que un espejismo. Un tiempo muerto de Salim Abdelkader, funcionó de revulsivo para el conjunto melillense, que consiguió recortar distancias y ponerse por delante. El Feníe Energía no pudo hacer nada para detener la reacción rival y acabó cediendo el set por 25-20.



La segunda manga empezaba también muy pareja. Aunque Melilla abría desde el incio una pequeña brecha de dos puntos, el conjunto de Ciutat continuaba en la pugna por el set. Poco a poco fueron recortando distancias y en el 10-10 volvían a igualarse ambos equipos. No obstante, la remontada fue en vano. Melilla, con mejores sensaciones, volvió a distanciarse. A pesar de los esfuerzos del Feníe Energía, los de Salim Abdelkader se mostraban muy seguros con su juego. Llegaron al tramo decisivo del set con hasta cinco puntos de ventaja. Melilla, cada vez más efectivo, parecía ir a más, mientras que Palma, por el contrario, perdía fuelle. Así, Melilla se adjudicó también la segunda manga por 25-17.



Era el ahora o nunca para los pupilos de Abel Bernal. Melilla, que ya tocaba la final con la punta de los dedos, empezó el tercer set de manera arrolladora. La ventaja melillense no hacía más que aumentar, a la vez que lo hacía el desánimo de los palmesanos. Los de Ciutat debían llevar a cabo una remontada épica si querían mantenerse vivos en la competición. De hecho, lograron salvar hasta cuatro bolas de set. Pero la distancia adquirida por el rival era demasiada y la remontada se antojaba casi imposible. Melilla acabó adjudicándose el tercer set por 25 a 20 y logrando el pase a la final de la Copa del Rey.



El Feníe Energía, que parecía opositar a todo tras el buen nivel demostrado en los últimos partidos, queda así eliminado del torneo del KO ante un Melilla muy fuerte, que competirá mañana por alzarse con el título de campeón. Los pupilos de Abel Bernal vuelven a casa de vacío, pero con la satisfacción de haber logrado ganar a su ”bestia negra” en cuartos.