Buscar

El Urbia Palma aumenta la exigencia para seguir ganando. Tras seis jornadas los de Marcos Dreyer visitarán la pista del Club Voleibol Almoradí, penúltimo clasificado. El próximo sábado, 23 de noviembre, el equipo mallorquín que está viviendo una gran racha de resultados jugará ante un rival peligroso. El partido se disputará a partir de las 17.30 en el pabellón Mayte Andrey de Alicante. “Si jugamos pensando que es otra final no tendremos problemas” asegura Marcos Dreyer, entrenador del Urbia Palma.



El Urbia Voley Palma se enfrentará este próximo sábado al Almoradí en la séptima jornada de la Superliga. Marcos Dreyer, junto al jugador Valter Da Cruz, ha valorado esta mañana la situación del equipo antes del partido del fin de semana. “Después de ganar el derbi es más difícil jugar contra los equipos que ocupan las últimas posiciones” ha comentado. A pesar de que el Amoradí es penúltimo y solo supera al Melilla, el técnico brasileño confiesa que “lo que parece más sencillo puede ser lo más complicado”. El técnico del conjunto mallorquín no olvida la derrota sufrida en Lugo pero reconoce que el Urbia ha cambiado mucho desde entonces. “Desde esa derrota tuvimos un gran cambio y confío que sea para siempre. Si jugamos pensando que cada partido es una final no tendremos problemas e incluso estoy dispuesto a asumir una derrota, siempre que hagamos lo que tenemos que hacer” ha dicho Dreyer de forma tajante.

A pesar de que los alicantinos ocupan posiciones de descenso, el técnico del conjunto mallorquín no se confía y pone como ejemplo la derrota de Lugo. “Les dije a mis jugadores que no hablaríamos más de Lugo pero ahora tenemos que hacerlo porque puede ser un partido parecido. No podemos tropezar en la misma piedra” explica. Que la gente nos respete como a un equipo grande de la liga es muy bonito, pero el día que entrenemos como un grande estamos muertos” ha sentenciado el entrenador brasileño. Una de las claves de la buena trayectoria del equipo es su profesionalidad. En este sentido el entrenador destaca la forma física de sus jugadores “por dedicar horas de más” y sobre todo destaca la figura de Carlos Jiménez. “Durante sus vacaciones, algunos jugadores se dedicaron a estar más fuertes y Carlos está hecho un toro. Pasa por un gran momento de forma y ser profesional tiene premio” comenta el míster del Urbia.



Otro de los hombres fuertes de Dreyer es Valter Da Cruz. El central carioca llegó a la isla procedente del Textil Santanderina dónde jugó dos temporadas, cumple su segunda temporada vistiendo la camiseta del conjunto mallorquín y cuenta con la confianza del vestuario. “Estoy entrenando muy fuerte para llegar bien en cada partido” comenta. Sobre su faceta en la posición de central, Valter destaca el trabajo en el bloqueo. “Veo al equipo muy concentrado y creo que así vamos llegar muy lejos. Somos más sólidos con el trabajo que venimos haciendo”.

PATROCINADORES

antonio.png
60751.jpg
AUTOVIDAL-HORIZONTAL-margen.png

PATROCINADORES INSTITUCIONALES

logo Conselleria.png
9da47ce9a978693ee99f33417c8c8328.jpg
novelec_logo_cas_sin fondo.png