Buscar

Juanmi: “Muscularmente me ha pasado factura la semana de fiebre y fuertes síntomas"


La plantilla del Urbia U Energia muestra su preocupación por cómo pueda estar físicamente el equipo en esta vuelta a la competición, aunque lo que no falta son la ilusión y las ganas de volver a jugar, dar el máximo en cada punto y demostrar el hambre de recuperar las mejores sensaciones cuanto antes. Aún así, son conscientes de la delicadeza y dificultad de una situación que encaran con el objetivo de normalizar y recuperarse lo más rápido posible.



Juanmi González es uno de los jugadores que dio positivo y tuvo que quedarse en casa más tiempo hasta que se recuperase y las pruebas diesen negativo. El receptor explica que, físicamente, se encuentra “extraño” y que “ha sido una semana muy dura de fiebre y síntomas bastante fuertes, y una segunda semana en la que muscularmente me ha pasado factura la primera semana. Trabajaba en la habitación, pero sufría mucho de calambres musculares, me daban décimas de fiebre por los dolores musculares que tenía y también creo que en parte era por el hecho de no moverme mucho”, aunque asegura que “lo retomo con ganas de ver en qué momento estoy y trabajar a partir de ahí para poder volver a los partidos lo mejor posible”. De cara al partido frente a Río Duero Soria afirma que “viajaremos a Soria, miraremos cómos estamos e intentaremos hacerlo lo mejor posible. Partimos de estar dos semanas sin tocar la pelota e intentaremos hacer lo máximo posible y arañar puntos ahí”.


Dani Ruiz, quien también pasó el virus, asegura que físicamente se encuentra bien y que “llevo una semana sin ningún tipo de síntoma”. Respecto a la situación deportiva afirma que “es una situación muy complicada para todos. Tanto yo como el resto de compañeros lo hemos tenido que pasar, pero estamos con muchas ganas de volver y seguir adelante. Esperamos hacer buenos partidos y acabar el año lo mejor posible”. El capitán del equipo, Perini, coincide con el resto de compañeros asumiendo que “es una situación muy complicada, pero la salud es lo primero”. El colocador del Urbia U Energia ejerció de lo que es, un líder, y afirmó que “ahora mismo los que dimos negativo tenemos que dar un poco más que los otros y ayudarlos porque tenemos más energía y estamos más preparados. El voleibol es un deporte colectivo y en estos momentos es donde se prueba la realidad de cuánto estamos unidos y cuánto somos un equipo, ahora es el momento de demostrarlo”.


Marcos Dreyer ve la situación como un reto del equipo en el que la máxima preocupación es, asegura, “que se recuperen y no tener ninguna lesión. Hasta el mismo resultado sigue en segundo plano, aunque cuando empecemos a competir todos queramos ganar”. El técnico brasileño espera que “en el momento que pite el árbitro nos sobrepongamos a todo esto con las ganas que tenemos de competir y las ganas que tenían de salir de esta situación”, aunque afirma que “el problema más grande que tenemos es que los nacionales que tengo que meter en pista son los que han tenido problemas, entonces vamos a tener que hacer algunos cambios estratégicos para esto, que más o menos lo tengo estudiado”.