Buscar

El Palau Municipal d’Esports de Son Moix abre de nuevo sus puertas al Urbia Palma en la Superliga masculina. El Río Duero Soria examinará este sábado (19:00 horas) la fiabilidad de los mallorquines, segundos de la liga, en una pista casi inexpugnable. El rival está inmerso en la lucha por una de las plazas de den acceso a la Copa del Rey, pero su irregularidad le obliga también a mirar de reojo la zona de descenso. Para los palmesanos que esta temporada serán los anfitriones de la Copa del Rey, ha llegado el momento de dar el asalto a la primera posición.


Con el depósito lleno de confianza ha llegado el momento de dar un paso más en sus aspiraciones. El Urbia Palma quiere alargar su gran estado de forma con otra victoria en Son Moix y para ello necesita hacer un partido muy serio contra el Río Duero Soria. La irregularidad de los sorianos crea dudas en el entrenador de los mallorquines porque por momentos juegan muy bien, siendo capaces de ganar al Ushuaïa por 3 a 0 y hacerle dos sets al Almería. Sin embargo, la trayectoria de los sorianos también tiene sombras. “Han hecho otros partidos que no se explican pero nos preparamos para su mejor versión” ha dicho Dreyer esta semana en rueda de prensa.


Una de las claves del éxito del Urbia Palma en las últimas jornadas “es el respeto que tenemos por todos los rivales y eso sí me da tranquilidad” explica el entrenador de los baleares. En este sentido, Dreyer reconoce que “tienen jugadores de calidad y no vale de nada pensar que no están bien. Nada nos protege de que puedan llegar aquí y hagan un gran partido”. Dreyer conoce a la perfección al entrenador del Río Duero Soria. “Manuel Sevillano es un gran técnico que además es mi amigo porque jugamos juntos y espero que le vaya muy bien a partir del domingo” explica.