Buscar

El Feníe Energía cierra el año con una dura derrota ante Arenal Emevé (2-3)


Los de Abel Bernal desaprovecharon un 2-0 a favor ante un Arenal Emevé que se agarró a un partido que los baleares tenían encarrilado. El Feníe Energía corta así su racha de cuatro victorias consecutivas y se despide del año 2021 con mal sabor de boca.



El Feníe Energía Mallorca Voley Palma afrontaba el último partido del año. Las circunstancias del calendario, caprichoso en el inicio de temporada, hacía que el club jugase el último encuentro del año ante una afición a la que hace cuatro meses no sabía si volvería a ver. El equipo, ahora, estaba viviendo el momento más dulce de la temporada con el primer objetivo de clasificarse cumplido y con una racha de cuatro victorias consecutivas. En ese marco, los de Bernal no querían otra cosa que cerrar el difícil año con un triunfo e irse de vacaciones con los deberos hechos. Los baleares, en clasificación, eran superiores a su rival, y se encargaron de demostrarlo en una primera manga en la que se percibía una sensación de control sobre el partido y sobre el marcador apabullante. A pesar de no enlazar varios puntos consecutivos, el primer set se caracterizó por la gran variedad y alternancia en el saque entre ambos conjuntos. Aunque el Feníe Energía consiguió poner tierra de por medio gracias a cinco rachas de dos puntos consecutivos y una de tres. Tan solo con eso le bastó para hacerse con una primera manga en la que la sensación de superioridad era tal que Abel Bernal y Andrés Rodríguez decidieron darle tiempo en pista a los jóvenes Álex Sánchez, Juan Lladó y Guillem Pont.



En la segunda manga Arenal Emevé subió el nivel y logró una ventaja de tres puntos desde el inicio. Ese mal arranque daba la sensación que era más por demérito de los de Ciutat que por mérito de los visitantes, aunque esa ventaja no hizo más que aumentar. Arenal Emevé se llegó a poner 5-10 a favor y no bajó de la renta de tres puntos hasta mediados de set, cuando los de Bernal reaccionaron de manera drástica. Se acercaron sigilosamente en el marcador para, en el tramo decisivo del set, meter un hachazo con un parcial de 8-2 y dejar en la lona a un Arenal Emevé que lo había luchado durante toda la manga, pero que veía como finalizaba con un marcador de 25-21.



El tercer set iba a coger el mismo sendero. Los gallegos salieron del banquillo con la sensación de que podían hacer daño al Feníe Energía y el segundo set había sido una buena prueba de ello, aunque el resultado se había decantado del lado balear. Con un 3-8 inicial, el Arenal Emevé mandó un mensaje al equipo local de que el peligro era real. Y a los de Bernal se les empezaba a aparecer el recuerdo del pasado miércoles cuando, con un 0-2 en el electrónico, les empataron y tuvieron que decidirlo todo en el quinto set. El equipo entrenado por Diego Taboada logró llegar a la parte decisiva con un 13-19 que parecía imposible para un Feníe Energía muy fallón en este tercer set. Pero, al igual que en la manga anterior, el conjunto mallorquín reaccionó, de nuevo, de manera exuberante y se marcó un parcial de 7-1 para igualar el marcador. Con un 20-20 el partido entraba en el último tramo del set con todo por decidir, pero los visitantes supieron resarcirse del duro golpe y supieron llevarse el set tras tres alternancias en el marcador.



El partido se iba a un cuarto set y, lo que había quedado claro, es que Arenal Emevé no iba a vender barata la victoria y que el que juega con fuego se acaba quemando. El Feníe Energía debía volver al nivel del primer set para estar seguro de que la victoria no se le podía escapar o, en caso contrario, sufriría como lo estaba haciendo durante las dos mangas anteriores. Un 0-3 fue la carta de presentación del cuadro de Lugo en el cuarto set. Por si había dudas, no iban a bajar el pie del acelerador. Los de Bernal reaccionaron rápido y volvieron a poner las tablas en el marcador con un 5-5. A partir de ahí el encuentro entró en un intercambio de golpes constantes en los que el equipo de Ciutat parecía ser ligeramente superior, ya que se movía entre el punto y los dos puntos de ventaja, pero en el que daba la sensación que no se sentía nada cómodo. El partido llegó a un 18-16 que Arenal Emevé supo luchar y en el que, con cuatro puntos consecutivos, consiguió darle la vuelta al electrónico y meterle dudas al Feníe Energía. El set acabaría siendo de un conjunto lucense que se había agarrado al partido a base de errores no forzados de los locales. Es por ello por lo que en la quinta y definitiva manga supo dar continuidad a esa efectividad en ataque. Los baleares no supieron reaccionar y vieron cómo se les escapaba una victoria que tenían en la palma de la mano con un 2-0 a favor.


FICHA


Feníe Energía Mallorca Voley Palma: Abel Bernal (8), Chema Giménez (10), Renzo Cairús (9), Rodrigo Pernambuco (29), Ignacio Sánchez (0) y Manu Furtado9 (4). Líbero: Dani Ruiz (0). También jugaron Sunny Wu (1), Juan Lladó (0), álex Sánchez (0) y Guillem Pont (0).


Arenal Emevé: Alzueta (9), Bouza (25), Loeches (4), Aurelio (5), Bruschini (18) y Vito (16). Líbero Dovale (0). También jugaron Paradela (0) y Mariño (0).


Árbitros: Arrarte Mira y Santana Limón.


Parciales: 25-20 (25’), 25-21 (26’), 23-25 (29’), 22-25 (28’), 10-15 (17’)


Pabellón: Palau Municipal d’Esports de Son Moix. 300 espectadores. Partido correspondiente la duodécima jornada de Superliga Masculina de Voleibol


| FOTOS |