top of page

Carlos García: «Hay que saber perder y ganar, y nosotros sabemos perder. Estamos en Superliga 2 y vamos a luchar por llegar de nuevo al máximo»


El presidente del club, Carlos García; el entrenador, Abel Bernal y el jugador José Osado han comparecido en la rueda de prensa de cierre de temporada para valorar el final de la misma y el descenso a Superliga 2



+

El Club Voley Palma terminó el sábado pasado la temporada de Superliga jugando en casa contra CV Melilla. Los de Ciutat llegaban al partido sin depender de ellos mismos para la salvación, pero todavía con alguna opción: el Voley Palma debía sumar de tres en casa y que Arenal Emevé no puntuara en su enfrentamiento. Finalmente, los de Bernal no consiguieron puntuar y perdieron por 1-3, mientras que los de Lugo sumaron un punto. Así, el Club Voley Palma no pudo conseguir la salvación y deberá competir la temporada que viene en Superliga 2 para recuperar la categoría. 


El presidente Carlos García ha comparecido esta mañana en rueda de prensa para valorar el cierre de la temporada: «Es un día triste», ha empezado afirmando el presidente. «Estamos aquí después de una temporada que ha sido muy problemática, muy dificultosa y al final se ha cerciorado algo que nadie quería, que es un descenso». El presidente ha insistido en que evidentemente es un descenso «que nadie quería» y que se ha dado por los malos resultados deportivos, aunque tanto jugadores como directiva, han dado «todo lo que tenían de sí». 


Pese a haber descendido, Carlos García defiende que hay muchas otras cosas que han ocurrido durante la temporada por las que están «muy contentos». Una de ellas, ha afirmado García, es la afluencia de público: «Tenemos una afición que, incluso habiendo descendido, seguía animando. Era entre 2.500 y 3.000 personas en el último partido». Para el presidente, esto es un «chute de ánimo» que les hace tener gana de volver a jugar de nuevo y solucionar los problemas: «Queremos solucionar el problema deportivo que hemos tenido y volver otra vez a estar donde nos corresponde, que es la Superliga 1». Esta ha añadido: «Vamos a intentar volver cuanto antes. Vamos a intentar aguantar la mentalidad de un equipo de Superliga 1 para jugar en Superliga 2 e intentar volver otra vez enseguida a donde nos corresponde». 


Pese a que el descenso era algo que nadie quería, Carlos García no piensa que esto haya sido un fracaso: «Hay que saber ganar y hay que saber perder. Lo único que ha ocurrido en este club es que este año hemos perdido deportivamente». Aparte de eso, aunque sea clave, explica: «Somos el club de voleibol a nivel de Superliga Nacional que más gente trae al pabellón. Somos el club que más seguimiento tiene; no podemos hablar de fracaso porque eso no es ningún fracaso». En cuanto a no conseguir los objetivos de la temporada, Carlos García ha declarado que, es cierto que no se ha conseguido lo que se planteó al inicio del curso y asumen toda la responsabilidad, pero su único objetivo era contagiar de ilusión al público. «Cuando empezamos una temporada tenemos una ilusión enorme por ver cómo funciona el grupo y la traspasamos a la gente que nos sigue, y es lo único que hemos hecho». «Por lo tanto» añade, «ni hay un fracaso ni hemos vendido nada, simplemente lo que intentamos cada temporada, con un esfuerzo enorme, es traspasar nuestra ilusión al máximo número de seguidores que podamos» 


Uno de los temas clave que ha dificultado las dos últimas temporadas del Club Voley Palma ha sido el presupuesto. «Esta temporada se ha iniciado en un proceso de cambio político e iniciamos la temporada sin saber absolutamente nada de con lo que íbamos a contar», ha explicado Carlos García. La directiva, ha dicho, está conformada por gente humilde que hace un esfuerzo diario por sacar adelante el club. García: «Evidentemente, esa merma de presupuesto conlleva a contestar un montón de cosas: por qué la plantilla es justa, por qué en un momento determinado tenemos esas faltas…». Esto, además, explica según él la dificultad que tiene el equipo a la hora de retener a jugadores en mitad de la temporada si tienen ofertas de otros equipos. 



Lo que sí que tiene claro Carlos García y que ha querido dejar claro en varias ocasiones es que el Voley Palma no va a desaparecer: «Independientemente de lo que ocurra, este club va a seguir y seguirá en segunda. Y tenemos muchas ganas de volver a jugar otra vez para volver a donde nos merecemos». «Deportivamente, cuando tú participas en algo tienes la posibilidad de perder. Hay que saber perder y ganar, y nosotros sabemos perder. Estamos en Superliga 2, que no es ninguna deshonra, y vamos a luchar por llegar al máximo». 


Esta temporada le ha servido a la directiva del Club Voley Palma para aprender «muchas cosas» que, a partir de ahora, van a poner en práctica para el futuro: «Queremos corregir todas esas cosas y volver a salir con mucha más fuerza, consistencia y solvencia». Uno de esos aspectos a mejorar, ha destacado, ha sido el hecho de dedicar casi todo el presupuesto a los siete jugadores titulares y no apostar más por recambios solventes: «El presupuesto, en lugar de centrarlo en una plantilla de 7, hay que centrarlo en una plantilla de 12 y distribuirlo. Porque luego si tienes una lesión o cualquier problema, lo pagas». Así, Carlos García garantiza tener el presupuesto necesario para competir en Superliga 2 y, además, seguirán buscando un patrocinador para que siga aumentando. 


En cuanto a qué va a pasar con los jugadores de este año y la plantilla de la temporada que viene, García es claro: «Es pronto para saberlo». El presidente tiene claro que, de cara a una renovación o un fichaje, no es lo mismo ofrecer jugar en Superliga 1 que en Superliga 2: «Somos conscientes de esa dificultad y sabemos que es complicado confeccionar una plantilla en Superliga 2». Ahora, la directiva espera a que terminen la liga y el Playoff para que «se resitúe todo» para ver con qué recursos se puede contar. «Indudablemente, a los jugadores que tenemos en plantilla ya les he dicho que cuento con ellos para Superliga 1, Superliga 2 o lo que sea», ha explicado, «porque que me han demostrado una confianza y un querer hacia el club que es un valor que no lo vamos a conseguir con alguien nuevo», ha añadido. En cuanto al entrenador del equipo, Carlos García ha explicado: «Todavía no hemos hablado de eso, así que no lo sabemos». «Abel también tendrá sus ofertas en la Superliga 1. Hay que entender que las opciones que se van a abrir para todos los que están aquí, a pesar de ser un equipo descendido». 


El Club Voley Palma confía en que el año que viene seguirá jugando en Son Moix: «No encuentro ningún argumento por el cual nosotros podamos sentirnos afectados en ese aspecto». El presidente ha declarado: «Tenemos un contrato del pabellón y hay equipos de baloncesto que tampoco están en primera división. A mí nadie me ha dicho nada ni me ha llamado nadie». Este ha explicado que, por número de aficionados y por requerimientos de la federación, no hay ningún otro pabellón que se ajuste a las necesidades del voleibol. 


Quien también ha comparecido en rueda de prensa ha sido el entrenador, Abel Bernal. El técnico ha explicado que todavía necesita tiempo para pensar qué ha fallado y verlo con perspectiva: «Si lo supiéramos, se hubiese resuelto antes». Sin embargo, apunta: «Uno de los pilares de este problema ha sido esta plantilla corta, que no te da esa libertad de tener una lesión ni un inconveniente durante una semana». El madrileño ha añadido: «Hay que hacer autocrítica y ver cómo se pueden mejorar las cosas para dar lo máximo con lo que tienes. Este año no se ha podido y hay que ver cómo solucionarlo para el futuro». 





Esta era la quinta temporada defendiendo los colores del Club Voley Palma: «Yo me siento parte de este club». «Ahora mismo, es una situación complicada porque es algo que nadie quería, pero yo por supuesto también me siento responsable de este descenso». Sin embargo, en cuanto a su futuro, el entrenador ha sido claro: «Estoy dispuesto a dar por el club lo que haga falta, sea aquí o sea en Superliga 2. Pero por supuesto tenemos que hablarlo y ver qué ocurre». 


Abel Bernal no ha conseguido conseguir junto con sus pupilos los objetivos que se plantearon al inicio de la temporada: «Yo he creído firmemente y he intentado contagiar al resto del equipo para salir cada partido con la misma ilusión. Si sales a un partido pensando que no tienes posibilidades de cumplir tu objetivo, estás tirando la toalla». Por eso, defiende, han ido al máximo hasta que hubiera una posibilidad matemática: «Hasta el último partido pensábamos que podía darse la salvación con un par de rebotes. La penúltima jornada se dio algo que no tenía que darse, ¿por qué no iba a darse en la última jornada?». 


Una vez terminada la temporada, el entrenador opina: «Es lógico asumir que no había nivel suficiente». «Cuando es una plantilla corta, en el día a día a la hora de entrenar también se nota», ha explicado. El técnico defiende que el nivel de la plantilla tiene que subir: «Esto es consecuencia de no poder tener los medios; para mí, es una obviedad que sin medios es difícil». El entrenador ha explicado que todavía no ha hablado con la directiva de cara al año que viene, pero tiene algunos requisitos: «Necesitaría un proyecto en el que se crea, tener la ilusión de pensar que en un año se puede volver a Superliga, aunque nadie lo garantiza». «No te voy a decir ayudas, porque hemos estado dos años sin ayudas externas y no ha sido una condición para mí». Bernal ha sentenciado: «Es simplemente un proyecto deportivo con gente implicada, que sienta esto como yo he llegado a sentirlo». Para él, la clave de cara a Superliga 2 es «tratar el proyecto como si fuese un proyecto de Superliga 1». 


Abel Bernal no veía venir este año el desenlace que ha tenido el equipo. «Quizás partíamos de la idea del año pasado y, al ver la plantilla que formamos, teníamos una ilusión». Sin embargo, ha declarado: «Una vez entras en la dinámica y el día a día, sí eres más consciente, no solo de lo tuyo, sino del resto de plantillas. Cada partido, cada jornada es una lucha en la que no sabes quién es el vencedor claro». 


El líbero José Osado ha comparecido en representación de los jugadores. Este ha declarado en consonancia con su presidente y su entrenador: «Lo de la plantilla corta es una realidad. Hemos tenido problemas con eso, con alguna lesión, y el día a día se hace duro porque no puedes permitirte ni un resfriado». Para Osado, ha sido una temporada «rara y difícil», pero defiende que se ha peleado durante toda la liga: «Hemos tenido partidos muy buenos, hemos jugado 8 tie breaks. Solo hemos ganado 4 partidos, pero hemos luchado en todos». Hasta que no se confirmó el sábado, el madrileño no se creía el descenso: «Deportivamente, ha habido momentos muy buenos, pero esto es deporte y si no se gana, no se consigue nada. Nos ha tocado la cara mala, pero otras veces toca la buena». 


En cuanto a la dificultad por cerrar sets y partidos, Osado ha explicado que, cuando se han perdido 7 tie breaks, deja de ser casualidad: «Yo creo que es un factor psicológico. Te metes en esa rueda de perder y te lo acabas creyendo, es uno de los problemas que hemos tenido». Osado ha añadido: «Nosotros mismos nos veíamos con posibilidad de ganar en todos los partidos, pero luego llegaba final de set y final de partido y no lo conseguíamos. No hemos conseguido dar con la clave, si lo hubiésemos sabido lo hubiésemos cambiado». 


En cuanto a su renovación, José Osado ha dicho que «es pronto». «Todavía no nos hemos sentado a hablar ni tenemos nada decidido». Osado ha explicado que todavía están «reflexionando», tanto por una parte como por otra. 


Kommentare


bottom of page